viernes, 18 de noviembre de 2011

La nebulosa Tarántula: 30 Doradus y la tarántula creciendo en el interior

Crédito: X-ray: NASA/CXC/PSU/L.Townsley et al.; Infrared: NASA/JPL/PSU/L.Townsley et al.

La región de formación estelar 30 Doradus, es una de las mayores situada cerca de la Vía Láctea y se encuentra en la Gran Nube de Magallanes, una galaxia relativamente cercana distante 160.000 años luz de la Tierra. Alrededor de 2.400 estrellas masivas en el centro de 30 Doradus, también conocida como la Nebulosa de la Tarántula, producen fuertes vientos y una intensa radiación que sopla material hacia el exterior.

Gas a millones de grados, detectado en los rayos X (azul) por el Observatorio Chandra de rayos X proviene de los frentes de choque -similares a los estampidos sónicos- formados por los vientos estelares y las explosiones de supernovas. Este gas caliente forja burbujas gigantescas en el gas y polvo enfriador circundante que se muestra aquí en la emisión infrarroja del Telescopio Espacial Spitzer (naranja).

30 Doradus es también conocida como región HII (se pronuncia "H-dos"), creada cuando la radiación de estrellas jóvenes y calientes elimina los electrones de los átomos de hidrógeno neutro (HI) en forma de nubes de hidrógeno ionizado (HII). Es la región HII más masiva y más grande del Grupo Local de galaxias, que contiene la Vía Láctea, Andrómeda y alrededor de 30 galaxias más pequeñas como las dos Nubes de Magallanes. Debido a su proximidad y tamaño, 30 Doradus es un excelente objetivo para estudiar los efectos de las estrellas masivas en la evolución de una región HII.

La Nebulosa de la Tarántula se está expandiendo, y los investigadores han publicado recientemente dos estudios que tratan de determinar que es lo que impulsa este crecimiento. El estudio más reciente concluyó que la evolución y la estructura a gran escala de 30 Doradus es determinada por las burbujas de gas caliente y brllante de rayos X confinado por el gas circundante, y que la presión de la radiación generada por las estrellas masivas en la actualidad no desempeñan un papel importante en la conformación de la estructura general. Sin embargo, otro estudio publicado en 2011 llegó a la conclusión opuesta y sostuvo que la presión de radiación es más importante que la presión del gas caliente en la conducción de la evolución de 30 Doradus, especialmente en las regiones centrales, cerca de las estrellas masivas. Un análisis más detallado y observaciones más profundas de 30 Doradus a través de Chandra puede ayudar a decidir entre estas diferentes ideas.



Fuente:
Tarantula Nebula (30 Doradus): 30 Doradus and The Growing Tarantula Within (Observtorio Chandra de rayos X, NASA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...