INICIO SOBRE ESTE BLOG DATOS UTILES ENSEÑANZA LIBROS ENLACES CONTACTO PERFIL
cientificom Ya está en la red el Proyecto #Cientificom del Conicet, para escuelas primarias y secundarias. Visitalo, está en www.cientificom.com.ar

viernes, 9 de octubre de 2009

Hipatia de Alejandría

Texto: José Alejandro Tropea

Fue la única mujer científica de la antigüedad y vivió en Alejandría en uno de esos momentos históricos en que las crisis y las convulsiones sociales, políticas y religiosas determinan un nuevo curso para la civilización. Estar en esa encrucijada le costó la vida.


"...vieron a esa mujer cuando regresaba a su casa, la sacaron de su carruaje; la arrastraron a la iglesia llamada Cesárea; la dejaron completamente desnuda; le cortajearon la piel y las carnes con caracoles afilados, hasta que el último aliento abandonó su cuerpo; llevaron los pedazos a un lugar llamado Cinaron y los quemaron hasta convertirlos en cenizas..."

Este dramático relato, más cercano al clima de una novela trágica y siniestra, a los vaivenes de un thriller contemporáneo o a la nota de tapa de un diario excedido de amarillo es parte de la estricta historia de la ciencia. Corresponde a la descripción que Sócrates el escolástico (1) hizo del asesinato de Hipatia de Alejandría en marzo de 415.

El martirio de Hipatia señala el fin de una época que había llegado a ser brillante en los ámbitos cultural y científico, una de las épocas más fértiles y favorables de la historia para esas actividades. Con la decadencia de Alejandría, la destrucción definitiva de su célebre Biblioteca, el agotamiento del imperio romano y el ascenso del cristianismo se iniciaba la llamada edad oscura, un abismo de tiempo de mil años, durante el cual la ciencia y la tecnología en general prácticamente no experimentaron avances significativos en occidente y muy escasos en oriente. Arriesguemos una proyección: si ese desarrollo generado en Alejandría no hubiera entrado en decadencia y no se hubiera interrumpido, probablemente, asegurado un progreso contínuo, el nivel científico y tecnológico actual sería el que eventualmente se alcanzará -de no sobrevenir nuevos abismos- en el año 3000.


El escenario del crimen

A fines del siglo III la ciudad de Alejandría estaba en decadencia y la Biblioteca, especialmente, había perdido el esplendor de otros tiempos (2). En el plano político y social se desarrollaban fuertes y peligrosas tensiones entre paganos, judíos y cristianos. El imperio romano se agotaba y dentro del mismo se estaba produciendo la conversión al cristianismo. Este proceso, decisivo en el curso de los acontecimientos que condicionarían la vida y la muerte de Hipatia en el siguiente siglo, comenzó en 312. En ese año se produjo un hecho que cambió la historia del mundo, Constantino el Grande, elegido emperador de Roma por el ejército en campaña, se convirtió al cristianismo (3). Constantino moriría en 337 con el cristianismo afirmándose ininterrumpidamente en todo el imperio. Finalmente en el año 390 -cuando Hipatia ya tenía probablemente 20 años- a través de un edicto Teodosio I (emperador de 379 a 395) prohibió la religión pagana, clausuró sus templos y declaró obligatoria la fe católica para todos los súbditos del imperio.

Las consecuencias llegarían a la ciudad de la gran Biblioteca. Allí la instrucción estaba en decadencia y la ciencia completamente marginada por la religión. Las matemáticas y la astronomía eran vistas como una amenaza y una herejía y muchos cristianos consideraban que quienes se dedicaban a esas actividades debían ser quemados vivos. Teófilo, arzobispo de Alejandría, destruyó los monumentos paganos y se sospecha que la destrucción de gran parte de la Biblioteca en 390 fue ordenada por él.

En lo que se refiere a las mujeres no existía un ambiente favorable para ellas. Eran consideradas menos que humanas y prácticamente eran vistas como objetos. En general sus actividades estaban restringidas al hogar y la familia, disponiendo de pocas posibilidades para desarrollarse en la sociedad. Por otro lado sus oportunidades en la cultura y la ciencia eran aún más escasas.


Hipatia

Hipatia nació en Alejandría en el año 370 (4). Era hija de Theon (5), conocido astrónomo y matemático del cual se sabe casi con seguridad que trabajaba como profesor de esas materias en la Biblioteca (así se llamaba el instituto de enseñanza superior de la misma) y que se encargó personalmente de la educación de su hija. En el Museo (el sector de la Biblioteca que podría considerarse equivalente a nuestras actuales universidades), Hipatia estudió con los más de cien profesores que investigaban, enseñaban y vivían allí, a los que se sumaban los que permanentemente asistían como invitados. Los conocimientos de Hipatia abarcaban matemáticas, astronomía, mecánica, religiones, oratoria, filosofía y las bases de la enseñanza. Su padre no solo le infundió el amor por la búsqueda del conocimiento, también se ocupó de que mantuviera su cuerpo sano mediante actividades físicas. Todo esto, sumado a su inteligencia excepcional, a su gran capacidad para la enseñanza y a su enorme belleza la convirtieron en una mujer fuera de serie.

Una jornada típica de Hipatia fácilmente podría confundirse con las actividades de un estudiante contemporáneo que no solo vive para el estudio: dedicaba las horas de la mañana a realizar ejercicios físicos, después se relajaba tomando unos baños, aprovechando esto para concentrarse en sus tareas del resto del día: el estudio de las ciencias y la filosofía.

Después de realizar viajes por Italia y Atenas, lugares donde asombró a los sabios por sus capacidades, regresó a Alejandría para dedicarse, entre otras actividades, a la investigación y la enseñanza de las ciencias (matemáticas, geometría, astronomía, mecánica), la lógica y la filosofía. Considerada una profesora carismática, alumnos de todas las religiones llegaban a la ciudad, incluso desde lugares muy lejanos -de Europa, Asia y Africa- para estudiar con ella. Su casa se convirtió en un verdadero centro intelectual, en ella se reunían sabios y filósofos para discutir e intercambiar todo tipo de conocimientos e ideas. Los magistrados la consultaban en temas como la administración de la ciudad.

De acuerdo a Suidas, enciclopedista bizantino, fue nombrada oficialmente para explicar las doctrinas de Platón, Aristóteles, etc, lo cual hace probable que haya sido titular de una cátedra municipal de filosofía. Las enseñanzas que Hipatia impartía en esa materia estaban basadas en Plotinus, fundador del neoplatonismo y en Iamblichus, que desarrolló esa doctrina alrededor del año 300 (6).

Aunque sus enseñanzas eran identificadas por los primeros cristianos con el paganismo, entre sus alumnos había muchos cristianos destacados, entre ellos Synesius de Cyrene (muchas de sus cartas expresan su admiración y reverencia por las capacidades científicas y pedagógicas de Hipatia).

De su vida personal se sabe que nunca se casó, si bien tuvo muchos candidatos. Respecto a su castidad, los historiadores no se han puesto de acuerdo en el tema. Estas incertidumbres y desacuerdos fueron aprovechados, por más de un "estudioso", para intercalar tan atractivos como inexistentes detalles íntimos -preferentemente sexuales- a su biografía.

Dentro de su obra escrita podemos mencionar los comentarios sobre la Aritmética de Diofanto (7), contenido que enriqueció con sus propias soluciones alternativas y con nuevos problemas. Escribió también el tratado Sobre la geometría de las cónicas de Apolonio en ocho libros (8). Colaboró con su padre en la revisión y mejora de los Elementos de geometría de Euclides (9). Escribió además al menos uno de los libros de la obra de su padre sobre Tolomeo (10).

En el campo práctico construyó, por ejemplo, un dispositivo para destilar el agua, un hidrómetro graduado de latón para calcular la densidad de los líquidos y un instrumento para medir el nivel del agua. También diseñó un astrolabio plano, si bien este instrumento ya existía desde hacía unos años.


Cirilo

En el año 412 Cirilo se convierte en el nuevo patriarca de Alejandría.
En ese momento era gobernador romano de Egipto Orestes, un antiguo discípulo y viejo amigo de Hipatia. El enfrentamiento con Cirilo fue inevitable. Este era un cristiano fanático dispuesto a terminar drásticamente con la tensa, conflictiva y políticamente inconveniente convivencia entre cristianos, judíos y paganos. El poder religioso en Alejandría había crecido al ritmo del avance del cristianismo en el imperio y finalmente se enfrentaba al poder político del estado. Se cree que Cirilo aprovechó esta situación, deliberadamente o no, para sus propósitos. Comenzó ocupándose de los judíos, expulsando a miles de ellos de la ciudad. A continuación se concentró en los paganos. Aquí Orestes intentó oponerse a sus medidas, pero no pudo hacerlo y Cirilo terminó expulsando también a los neoplatónicos de la ciudad.

A esa altura de los acontecimientos, previendo el peligro que se avecinaba, Orestes trato de convencer a Hipatia de que, para su seguridad, se convirtiera al cristianismo, pero esto fue inaceptable para ella. De esta manera su paganismo, su pensamiento racional y científico de extracción griega (11) y su gran influencia en la esfera política de Alejandría (12) la convirtieron en el blanco principal del nuevo patriarca.

Para el año 415 Cirilo ya había logrado crear, entre los cristianos, un clima político y social adverso a la científica y filósofa (13).
En marzo de ese mismo año, un grupo de parabolanos (14), probablemente bajo las órdenes del patriarca, asesinó a Hipatia como ya lo vimos más arriba en la descripción de Sócrates el escolástico (15).
Orestes informó inmediatamente a Roma del asesinato y solicitó que se investigara el caso. Sin embargo -siguiendo un patrón conocido y no exclusivamente contemporáneo en estas situaciones- la investigación se postergó varias veces por "falta de testigos". Orestes finalmente tuvo que renunciar a su cargo y huir de Alejandría. Y Cirilo, por su parte, se encargó de hacer creíble la historia de que Hipatia, en realidad, estaba viva en Atenas. Mientras tanto unos pocos alejandrinos emigraron a Atenas, pero la Academia de Platón ya había perdido también toda su fuerza. En 529 los cristianos consiguieron del Emperador Justiniano la prohibición de cualquier instrucción pagana, acabando así con la escuela de Atenas.


A través de la edad oscura

La muerte de Hipatia terminaría con el desarrollo de la ciencia y la búsqueda del conocimiento, que en Alejandría había llegado a uno de los picos más alto de la historia.

En 395 Teodosio I, antes de morir, había dividido el imperio romano entre sus dos hijos, poniendo a su hijo Honorio a cargo del imperio de occidente con sede en Roma y a su hijo Arcadio a cargo del imperio de oriente con sede en Bizancio (este sería conocido como imperio bizantino y caería en 1453).
El imperio romano de occidente no sobrevivió mucho tiempo. Debido a las invasiones de los germanos terminó cayendo en 476 (Odoacro, jefe de los mercenarios germánicos de Italia depuso al emperador Rómulo Augustulo).
En esa situación la ciencia buscaría refugio en Bizancio, sin registrarse mayores progresos en los siguientes diez siglos y la Biblioteca sufriría su destrucción final en el año 640 a manos de los árabes.

El fin de la oscuridad llegó con lo que casi se podría ver como una guerra final postergada durante casi mil años: la "Tierra" de Tolomeo fue desplazada del centro del universo por el "Sol" de Copérnico (16), la "deformidad" de las elipses de Kepler acabó con la perfección circular de las órbitas planetarias (17) y el uso del telescopio a partir de Galileo (18) sería el golpe de gracia que, no inmediatamente, pero sí a lo largo de las décadas posteriores -venciendo la gran inercia cultural de diez siglos-, terminaría con las antiguas ideas, teorías y modelos del universo.

Este renacer fue un reflejo de lo que había sucedido a la otra orilla del tiempo, en 415, y los casos más notorios y representativos que cierran estos mil años son los de Giordano Bruno y Galileo. El primero fue quemado vivo en la hoguera por sus ideas (19) y el segundo fue perseguido, amenazado y obligado a abjurar de varias de las suyas (20) cumpliéndose con una desagradable ley de proporcionalidad. Si Galileo pagó el precio que pagó por sus ideas, Giordano pagó uno proporcionalmente mayor por exponer las suyas, excesivamente adelantadas para la época.

Si el martirio de Hipatia señala el comienzo de la edad oscura, entonces podríamos considerar la muerte de Giordano Bruno como dramático símbolo del final de la misma.



REFERENCIAS

1 - Sócrates el escolástico fue un historiador cristiano que vivió en el siglo V y que a 120 años de la muerte de Hipatia se dedicó a escribir la historia de esta mujer.

2 - La Biblioteca de Alejandría fue fundada por Tolomeo II en 285 a.c., ampliando la universidad (Museum, o Templo de las Musas) fundada por su predecesor Tolomeo (Alejandro el Grande, fundador de Alejandría, murió en 323 a.c. Su reino fue dividido y a Tolomeo, uno de sus generales, le correspondió Egipto. Tolomeo se propuso convertir Alejandría, la ciudad que Alejandro no pudo terminar, en el centro del mundo, no solo político y comercial sino también cultural).
La Biblioteca estaba dividida en cuatro departamentos: matemáticas, astronomía, literatura y medicina. Con casi 400.000 manuscritos acumulados la existencia de la Biblioteca fue decisiva para convertir a Alejandría en el centro cultural del mundo. Luego de un primer período inicial promisorio las actividades comenzaron a decaer.
La dinastía de los Tolomeos terminó con la muerte de Cleopatra en 30 a.c. Fue cuando los romanos tomaron el control de la administración de Egipto. Si bien sus intereses no pasaban por la filosofía o la ciencia, fueron tolerantes con las actividades que se desarrollaban en la Biblioteca. Esto hizo que volvieran a prosperar la enseñanza y la investigación. A partir de entonces la expansión del Cristianismo fue llevando este centro cultural y científico a la decadencia hacia el siglo IV.

3 - Se cree que Constantino tomó esta decisión no por cuestiones religiosas o morales sino exclusivamente por que el uso de un símbolo cristiano le permitía, aparentemente, triunfar en las batallas. El y su ejército vieron una cruz flamígera en el cielo con la inscripción "con este signo vencerás". Luego de colocar ese motivo en los estandartes venció rápidamente en cuatro batallas consecutivas.

4 - Algunos historiadores no están de acuerdo con esta fecha y consideran que su nacimiento fue en 355.

5 - Se estima que Theon nació en 335 y murió en 405, ninguna de las fechas se conoce con exactitud. De acuerdo a la opinión de varios historiadores Theon fue un matemático muy competente pero no original.

6 - Plotinus afirmaba que existe una realidad esencial o fundamental que está más allá del alcance del pensamiento y del lenguaje, que el objetivo de la vida es tratar de abordar esta realidad esencial, la cual nunca podrá ser descripta con total precisión y que la gente no tiene la capacidad mental suficiente para comprender tanto la realidad esencial en sí misma como las consecuencias de su existencia. Para Iamblichus existía una jerarquía de niveles por debajo de la realidad esencial, un nivel de realidad para cada diferente pensamiento del cual la mente humana era capaz.

7 - A Diofanto (siglo IV), matemático alejandrino, se le atribuye la introducción de los métodos algebraicos en la matemática, los cuales utilizó para resolver ecuaciones de primero y segundo grado.

8 - Sobre la geometría de las cónicas de Apolonio (260-200 a.c.), matemático alejandrino, es un tratado completísimo sobre las secciones cónicas. Pasaron varios siglos antes que se hicieran aportes importantes al tema. Sus ocho libros contenían 400 proposiciones. De los mismos todavía existen siete. Las secciones cónicas (parábola, elipse e hipérbola) son ahora una herramienta fundamental para el estudio de la naturaleza.

9 - Elementos de geometría es la obra más famosa de Euclides (aprox. 330 - aprox. 275 a.c.), matemático alejandrino. Esta obra, que explicaba como enseñar geometría, fue utilizada hasta el siglo veinte.

10 - Tolomeo había reunido todo el conocimiento matemático y astronómico de la época en un texto que abarcaba trece libros y que llamó Tratado matemático. Este, después, sería llamado por los árabes por su nombre más célebre: Almagesto.

11 - Hipatia estudió en la escuela neoplatónica de Plutarco el Joven y su hija Asclepigenia en Atenas. La escuela de Atenas daba más importancia al ocultismo y a la magia que la de Alejandría, sin embargo el neoplatonismo de Hipatia se alejaba de esas creencias por estar más basado en las matemáticas.

12 - Hipatia participaba casi sin dudas en la actividad política de la ciudad. Los magistrados la consultaban sobre los asuntos de la misma. Además explicaba en público, a cualquiera que quisiera escucharla, los escritos de Platón, de Aristóteles y de otros filósofos.

13 - A diferencia de otros casos de enfrentamiento o colisión entre la religión y la ciencia a lo largo de la historia, el peligro para Hipatia no radicaba en la propagación de nuevas ideas astronómicas que ponían en tela de juicio las ya existentes, sino en dedicarse a la ciencia. Con anterioridad, algunos siglos atrás, Anaxágoras de Clazomene (488-428 a.c.) y Aristarco de Samos (310-230 a.c.) fueron perseguidos pero no por dedicarse a la astronomía sino por exponer ideas nuevas y/o demasiado adelantadas en ese campo (el sistema heliocéntrico entre otras), que amenazaban las ideas religiosas imperantes (más los intereses involucrados).
Con posterioridad algo similar sucedió con Galileo y Giordano Bruno. No fue esencialmente la dedicación a la astronomía, sino sus descubrimientos y teorías los que desataron los conflictos con el poder de turno. En la época de Hipatia el poder dominante ejercía una persecución más profunda, rechazaba la ciencia misma, la influencia negativa que esta eventualmente pudiera tener en sus intereses y lo que representaba como ideología, visión y actitud ante la realidad y el mundo. Así las consecuencias entonces fueron proporcionalmente mayores: diez siglos de parálisis en el progreso del conocimiento.

14 - Los parabolanos eran monjes fanáticos de la iglesia de San Cirilo de Jerusalén. Sócrates el escolástico, en su obra, se refiere a ellos como "unos atolondrados, impetuosos y violentos cuyo líder y guía era un tal Pedro".

15 - Para señalar una ironía de la historia y al mismo tiempo rescatar el nombre de otra mujer notable de la época, recordamos que exactamente un siglo atrás los paganos asesinaron, en esa misma ciudad, a Catalina, una erudita y filósofa cristiana. En esa época Alejandría era predominantemente pagana y los perseguidos eran los cristianos. El emperador Magencio la enfrentó a un consejo de cincuenta sabios para obtener su apostasia (esto es su renuncia a la fe cristiana) en una discusión filosófica de alto nivel, pero Catalina no solo salió victoriosa, también convirtió a varios de los cincuenta eruditos al cristianismo. Magencio también intentó en varias oportunidades obtener sus favores sexuales sin éxito. Finalmente Catalina fue encarcelada y decapitada.

16 - Copérnico sustituyó el sistema geocéntrico de Tolomeo por su esquema heliocéntrico. El nuevo sistema, a pesar de ser correcto (a excepción de la circularidad de las órbitas, por lo que el sistema pasó de 80 a 34 círculos) era demasiado revolucionario para la época. Pocos astrónomos aceptaron el nuevo sistema y recién con las primeras observaciones telescópicas de Galileo la situación comenzó a cambiar.

17 - Kepler (1571-1630) enunció tres leyes del movimiento planetario, en la primera de las cuales afirma la forma elíptica de la órbita. Sin quitar ningún mérito a su genio, un hecho que fue decisivo para que pudiera llegar al enunciado de las mismas, fue haber contado con la extraordinaria información posicional de los planetas relevada y acumulada por Tycho Brahe (1546-1601), a lo largo de varias décadas, en su observatorio de Uranienburg. Su corrección de la forma de las órbitas permitió a Kepler reducir el número de órbitas del modelo heliocéntrico a siete, una por cada cuerpo celeste conocido.

18 - Galileo apuntó por primera vez un telescopio hacia el cielo en 1609. Sus primeras observaciones le permitieron descubrir los satélites de Júpiter, allí pudo ver cómo los objetos celestes más pequeños giraban en torno a uno mucho mayor.

19 - Giordano Bruno sostenía que el universo estaba poblado de inumerables mundos habitados, planetas que giraban en torno a sus soles. Desplazó además a la Tierra y al Sol del centro del universo. De todos modos, sus teorías no hicieron más que potenciar una situación de conflicto que este ya mantenía con la iglesia por una serie de actitudes personales ajenas al tema específico de sus ideas astronómicas: estaba bajo sospecha de herejía en los temas de la transustanciación y de la inmaculada concepción.

20 - Es famosa la frase "y sin embargo se mueve" que Galileo se supone pronunció después de haber renunciado a su afirmación de que la Tierra giraba en torno a sí misma, pero se trata de una historia improbable.


© 2001, 2009 José Alejandro Tropea

5 comentarios:

  1. Conocía ya la historia de Hipatia y a partir de conocerla había sentido admiración y respeto ante su brillante personalidad y rabia ante su absurdo asesinato.
    Pero es justo señalar que este artículo es el más completo y minucioso sobre la vida de Hipatia, que he leído.
    Llama la atención y da para el análisis el hecho de que su nombre no haya sido mencionado en nuestra formación escolar. Creo que hay dos razones que llevan a eso. Por un lado era necesario dejar a la sombra y en el olvido el asesinato provocado por una iglesia que aun hoy detenta un importante poder. Desde aquellas épocas en que Constantino se planteó como una adecuada estrategia mencionar aquella presunta visión que puso de su lado al creciente pueblo cristiano, hasta estos días en que un obispo visita a un jefe de gobierno, a quien sienten o sentían de los “de ellos” para presionarlo para que modifique su postura y la vuelque del lado de su iglesia.
    Por otro lado la idea de una mujer, ya en aquellos tiempos descollando en todos los planos presuntamente reservados a los varones, ha de haber sido una idea casi subversiva, que se necesitaba ocultar.
    En fin, que me ha conmovido el artículo y lo agradezco.
    Solo me queda lamentar que una iglesia que supone estar integrada por los hijos de la luz, haya preferido siempre inclinarse por la oscuridad.
    Guillermo Luchtenberg
    ggl1949@yahoo.com.ar

    ResponderEliminar
  2. Me ha gustado mucho todo lo que nos has recopilado sobre Hipatia, una de las personas que más admiro.

    Todo menos este final:
    "© 2001, 2009 José Alejandro Tropea"

    Hay algo que no me cuadra entre el dar de Hipatia y el exigir que nadie pueda usar lo que tu has recopilado. Lo respeto, no digo que no tengas tu derecho, igual que respeto que alguien no quiera hacer alguna cosa. Nadie te obliga.

    He pensado un rato como decirlo y no veo forma de que alguien sensible no ve vaya a molestar, y no es esa mi intención. Así que la quiero dejar clara:

    Quiero defender el valor de la entrega del conocimiento libre como lo entregaba ella y como lo han hecho todos los grandes, encantados de que usases algo de ellos si les nombrabas como autores.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Gracias por lo que dices, no me ofendo, todo lo contrario, me das la oportunidad, para tu tranquilidad, de explicártelo: me temo que hay una confusión y es mi culpa, por no aclararlo en el blog completametne. El copyright es para asegurar la autoría, solo eso y nada más que eso, pero cualquiera de mis cosas puede ser usada sin restricciones. Incluso tengo que poner la licencia de Creative Commons y siempre lo postergo. Además si te fijas, a veces no lo pongo directamente en muchos textos. Así que puedes considerarlo conocimiento libre (como a ti te gusta y como a mi me gusta) y usarlo como quieras, lo de Hipatia o cualquier otra cosa, para ti o para tus alumnos. Ah, yo también admiro a Hipatia y no caería en la contradicción. Mis disculpas si así te ha parecido. Usa mis cosas nomás.

    ResponderEliminar
  4. Me has dado una alegría. :)

    Les enseño a mis alumnos que todo lo que escribes automáticamente tiene derechos de autor reservados. Nadie puede usarlo a menos que sea por derecho de cita para divulgación o debate. O eso fue así en España bajo el amparo de la mismísima constitución ... Y que tomar texto de otros apropiandoselo sin nombrar al autor es de lo más feo que pueden hacer.

    Sólo cuando el autor dice los derechos que cede, copia, o derecho a obras derivadas... en ese caso se puede hacer lo que el autor permite.

    La legislación cambia un poco de un lugar a otro, excepto bajo la presión de los monopolios estadounidenses que quieren perpetuar y agrandar estas diferencias: http://www.worldmapper.org/display.php?selected=99

    Los imperios tienden a hacer eso, sangrar a los sometidos.

    Volviendo a tu blog, le he echado un vistazo y me encanta.

    Un abrazo y mucha suerte

    ResponderEliminar
  5. Durante mucho tiempo se han dicho muchas falsedades y pocas verdades sobre Hipatia. Voltaire y los ilustrados, por ejemplo, la utilizan para atacar abiertamente a la Iglesia, no para destacar sus grandes virtudes.

    Aquí encontré un estudio que, como dice la autora, toma en consideración las pocas, y fragmentarias fuentes, que han llegado a nuestros días (las Cartas de Sinesio de Cirene, Juan Malalas, la enciclopedia bizantina Suda, Damascio y Sócrates Escolástico), para conocer a la verdadera Hipatia. Más parece que murió entre los 45 a 60 años. Sócrates Escolástico no sugiere que haya sido San Cirilo quien la mandara matar. El asesino no era un eclesiástico: http://www.claseshistoria.com/revista/2013/articulos/mayor-hipatia-paganismo.pdf

    ResponderEliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...