martes, 15 de febrero de 2011

El instrumento HARPS-N ayudará a confirmar los planetas que encuentre Kepler

El espectrógrafo HARPS-N será instalado en el Telescopio Nazionale Galileo (TNG) de 3,6 metros en las Islas Canarias. Crédito: INAF.

La búsqueda de planetas fuera de nuestro sistema solar continúa calentándose. La nave espacial Kepler de la NASA ha localizado más de 1.200 candidatos planetarios, sin embargo, confirmarlo sigue siendo un reto. En algunas circunstancias, una estrella binaria eclipsante puede imitar el oscurecimiento superficial debido a un planeta que cruza por delante de su estrella. Las mediciones basadas en tierra son necesarias para verificar que un mundo orbita al detectar las oscilaciones gravitacionales que provoca en su estrella, en un método conocido como de velocidad radial.

El Centro Harvard-Smithsoniano para Astrofísica (CfA) sigue siendo un jugador importante en el ámbito de cazadores de planetas. CfA es parte de una colaboración internacional en la construcción de un nuevo instrumento denominado HARPS-Norte (HARPS es la sigla de Buscador de Planetas de Alta Precisión por Velocidad Radial). Este espectrógrafo de precisión está diseñado para detectar una señal de pequeña velocidad radial inducida por planetas tan pequeños como la Tierra, si es que orbitan cerca de sus estrellas. Complementará Kepler ayudando a confirmar y caracterizar a sus candidatos planetarios.

"La misión Kepler nos da el tamaño de un planeta, basado en la cantidad de luz que bloquea cuando pasa por delante de su estrella. Ahora tenemos que medir las masas planetarias, de manera que podamos calcular las densidades. Esto nos permitirá distinguir los planetas rocosos y el agua de los mundos dominados por atmósferas de hidrógeno y helio", explicó el astrónomo David Latham del CfA.

Un espectrógrafo opera por la división de la luz de una estrella en sus longitudes de onda o colores componentes, al igual que un prisma. Los elementos químicos absorben la luz de colores específicos, dejando líneas oscuras en el espectro de la estrella. Esas líneas cambian ligeramente de posición debido al efecto Doppler creado por el tirón gravitatorio de un planeta en órbita de su estrella.

El original HARPS opera en el telescopio de 3,6 metros del Observatorio Europeo Austral en La Silla, Chile. HARPS-N será instalado en el Telescopio Nazionale Galileo (TNG) de 3,6 metros en las Islas Canarias. Desde esta ubicación, se podrá estudiar la misma región del cielo al alcance de la nave espacial Kepler, en el norte de las constelaciones de Cygnus y Lyra.

"Hemos establecido una entusiasta colaboración entre diversas instituciones para crear una copia norte del HARP-S. Todos esperamos que HARPS-N sea tan exitoso como su "hermano" del sur, dijo Francesco Pepe, investigador principal del HARPS-N en el Observatorio Astronómico de Ginebra.

"HARPS-N perseguirá los objetivos más interesantes que se encuentren por Kepler, en un nivel que nadie más en el mundo puede hacer", dijo Dimitar Sasselov, Director de la Iniciativa Orígenes de la Vida de Harvard. "HARPS-N se asociará con Kepler lo necesario para caracterizar mundos suficientemente semejantes a la Tierra, que podrían ser capaces de soportar la vida tal como la conocemos."

La primera luz de HARPS-N está prevista en abril de 2012.

El proyecto HARPS-N es dirigido por el Observatorio Astronómico de la Universidad de Ginebra (Suiza). El Instituto Nacional de Astrofísica (INAF, Italia) se ha comprometido a proporcionar 80 noches de observación por año durante cinco años para el uso de HARPS-N, junto con el TNG. Los socios de EE.UU. son el Centro Harvard-Smithsonian para la Astrofísica y la Universidad de Harvard, la Iniciativa Orígenes de la Vida, y los socios del Reino Unido son las universidades de St. Andrews y Edimburgo, y la Universidad Queens de Belfast. Con sede en Cambridge, Massachusetts, el Centro Harvard-Smithsoniano para Astrofísica (CfA) es una colaboración conjunta entre el Observatorio Astrofísico Smithsoniano y el Observatorio del Harvard College. Los científicos de CfA, organizados en seis divisiones de investigación, estudian el origen, evolución y destino último del universo.

Fuente:
HARPS-N Instrument Will Help Confirm Kepler's Planet Finds

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...