domingo, 29 de agosto de 2010

El sistema solar es hasta dos millones de años más antiguo de lo que se pensaba

Recreación artística del origen del Sistema Solar, Fuente: NASA.

Las nuevas mediciones de un meteorito muestran que el Sistema Solar podría ser casi dos millones de años más antiguo de lo que antes creían los científicos. Esa cifra parece no ser significativa frente al valor aceptado hasta ahora para la edad del sistema solar, de 4.560 millones de años, pero no es así, debido a que los eventos más importantes que dieron forma al Sistema Solar se produjeron en los primeras 10 millones de años de su formación.

Los plazos de los primeros procesos del Sistema Solar se basan en información precisa, exacta y coherente de las edades obtenidas con la datación radiométrica. Sin embargo, los recientes avances en la instrumentación permiten ahora a los científicos realizar mediciones más precisas, algunas de las cuales están revelando inconsistencias en las edades de las muestras. Buscando más adecuadamente y con mayores exigencias la edad del Sistema Solar, investigadores de la Universidad Estatal de Arizona, Audrey Bouvier y Wadhwa Meenakshi, analizaron el meteorito del noroeste de Africa (NWA) 2364 y encontraron que la edad del Sistema Solar es anterior a las estimaciones previas en hasta 1,9 millones de años.

Mediante el uso de una técnica de datación conocida como datación plomo-plomo, Bouvier y Wadhwa fueron capaces de calcular la edad de una inclusión rica en calcio-aluminio (CAI), que figura en el meteorito condrítico Noroeste de Africa 2364 . Estos CAI se cree que son los primeros sólidos en condensarse a partir del refrigerado disco protoplanetario durante el nacimiento del Sistema Solar.

Los resultados del estudio, publicados en línea el 22 de agosto en la revista Nature Geoscience, fijan la edad del Sistema Solar en 4.568.200.000 años de edad, entre 0,3 y 1,9 millones de años más que las estimaciones previas. Esta revisión relativamente pequeña para la edad aceptada actualmente de alrededor de 4.560 millones años es significativa, ya que algunos de los eventos más importantes que dieron forma al Sistema Solar se produjo en los primeras 10 millones de años de su formación.

"Este ajuste relativamente pequeño de la edad significa que había tanto como el doble de la cantidad de hierro-60, un determinado isótopo de corta duración del hierro, en el Sistema Solar temprano, de lo que se determinó previamente. Esta mayor abundancia de este isótopo inicial en el sistema solar sólo se explica por la inyección de supernova", explica Bouvier, profesor asociado de investigación en la Escuela de la Tierra y la Exploración Espacial (SESE) en la universidad ASU de Artes Liberales y Ciencias. "Este evento de supernova y posiblemente otros, podría haber desencadenado la formación del Sistema Solar. Mediante el estudio de meteoritos y sus características isotópicas, traemos nuevas pistas sobre el medio ambiente estelar de nuestro Sol al nacer. "

Según Meenakshi Wadhwa, profesor en SESE y director del Centro para Estudios de Meteoritos, "Este trabajo también ayuda a resolver algunas inconsistencias de larga data en las escalas de tiempo del sistema solar inicial, como los obtenidos por los diferentes cronómetros de alta resolución. Sin embargo, hay ciertamente espacio para futuros estudios. En particular, será importante llevar a cabo investigaciones de alta precisión cronológica de los CAI de otros meteoritos prístinos. También tenemos que entender las razones de por qué el CAI medido previamente a partir de otros dos meteoritos condríticos, Allende y Efremovka, han dado edades más tempranas ".

Un aspecto importante de este estudio es que es la primera investigación isotópica de plomo-plomo publicada que tiene en cuenta la posible variación de la composición de isótopos de uranio. En anteriores trabajos conducidos en el laboratorio de Wadhwa por el estudiante graduado de ASU Brennecka Gregorio, en colaboración con el profesor de SESE Ariel Anbar, han demostrado que la composición isotópica de los CAI, asumida por mucho tiempo como una constante, puede de hecho ser muy variable y esto tiene implicaciones importantes para el cálculo de la edad precisa plomo-plomo de estos objetos.

Usando la relación demostrada por Brennecka y colegas entre la composición de isótopos de uranio y otros indicadores geoquímicos en el CAI, Bouvier y Wadhwa han inferido una composición de isótopos de uranio para el CAI por la que ellos informan de la edad de plomo-plomo. El trabajo futuro de la ASU se centrará en el desarrollo de técnicas analíticas para la medición directa de la composición exacta del isótopo CAI para lo cual las investigaciones isotópicas de plomo-plomo se llevan a cabo.

"Nuestro trabajo puede ayudar a los investigadores a comprender mejor la secuencia de acontecimientos que tuvieron lugar dentro de los primeros escasos millones de años de la formación del sistema solar, tales como la acumulación y el derretimiento de los cuerpos planetarios", dice Bouvier. "Todos estos procesos sucedieron muy rápidamente, y sólo alcanzando tal precisión en las mediciones de isótopos y la cronología podemos averiguar acerca de estos procesos de formación planetaria. "



Fuente:
SESE: Solar System up to two million years older than previously thought (Nikki Staab Cassis)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...